Entradas

¿Conoces cuál es la graduación alcohólica de las principales bebidas que están presentes en tus mesas y tus copas?

 

¿Conoces cuál es la graduación alcohólica de las principales bebidas que están presentes en tus mesas y tus copas? Iremos de menos a más, comenzando con las bebidas mas suaves para terminar con aquellos licores no aptos para amateurs.

Tequila_shot

Fabricada con el zumo fermentado de la manzana, la Sidra es una de las bebidas con menor graduación. Oscila entre 2 y 8.5. La cerveza también es una de las que menos grados presenta. Aunque hay grandes diferencias, y algunas pueden exceder esta medida general, suelen presentar unos valores mínimos de 2.5, y máximos de 11.5. Su consumo, por ello, puede pasar de simple refresco veraniego, a un consumo suplementario a una copa, algo más extendido en Europa Central que en España.

El Pulque es una bebida alcohólica fermentada tradicional de México, cuyo origen es prehispánico y se elabora a partir de la fermentación del mucílago -popularmente conocido en México como aguamiel-, del agave o maguey especialmente del maguey pulquero. Su graduación es de 8. Algo más alta es la del Pelin, bebida aromatizada a base de vino y hierbas elaborada en Rumania con una graduación alcohólica mínima de 8,5º. Se utiliza vino blanco o tinto, mosto de uva concentrado, zumo de uva y una tintura de hierbas, o con hojas de ajenjo.
En el Vino encontramos amplias diferencias. Según su modo de fermentación o origen, podemos encontrar vinos que van desde 5.5 a más de 19º. ¿Un Jerez puede tener menor graduación que un vino? En teoría sí, ya que en él encontramos valores de entre 15 y 20. El Vermouth presenta un abanico de graduación algo más alto, y lo encontramos siempre entre 16 y 22.

Bebida alcohólica elaborada de arroz, típica de cocina asiática, el vino de arroz tiene una graduación de entre 18 y 25º. Aunque se denomina vino al que se elabora mediante la fermentación de las uva y a veces otras frutas, el “vino” de arroz se elabora de forma similar a la cerveza, en que emplean los procesos de elaboración de la cerveza del grano de arroz.

El vino de Oporto, por su parte, presenta una graduación alcohólica de 20, siendo uno de los referentes de lo que denominamos vino fortificado.

El pacharán (patxaran en euskera) es un licor, cuyo contenido alcohólico está comprendido entre 25 y 30% del volumen, obtenido por la maceración de endrinas, fruto de color negro-azulado del endrin. Valores similares encontramos en el palo de Mallorca, entre 25 y 36, un licor con denominación geográfica, de color oscuro, con una densidad elevada y un aroma característico, elaborado en la isla de Mallorca desde la mitad del siglo XIX

El punsch es un licor sueco tradicional con orígenes en la India. Su nombre puede provenir de la palabra pantch o pantj en idioma hindú, que quiere decir cinco, y se refiere a los cinco ingredientes que originalmente tenía el licor: arak, azúcar, jugo de limón, agua y té. Su graduación es de 26. El aguardiente es una de las bebidas que más variación presenta. Los podemos encontrar de 28º… pero pueden llegar a doblar esta cantidad, alcanzando los 60.
Gin de Mahón (también conocido como Gin de Menorca o Gin Xoriguer) es una variedad de ginebra que se elabora en Menorca (Islas Baleares). Posee el sello de Indicación Geográfica y presenta un marcado sabor a enebro. Su graduación es ligeramente inferior a la que presentan otras ginebras, entre 28 y 38º.

Tía María, por su parte, es un licor compuesto a base de aguardiente de caña, granos de café, vainilla y azúcar, mezclados con un contenido alcohólico de 31,5%.

vodka_destileriasferri

El tradicional Pisco es una bebida que causa auténtico furor en muchas partes de Latinoamérica. Su graduación va desde 33 a 50º. Lejos de su habitual definición en España, se denomina caña a varias bebidas alcohólicas obtenidas a partir de destilados alcohólicos simples o de la destilación de mostos fermentados de jugos de caña de azúcar (guarapo) o de melazas o de mieles de caña de azúcar. Su graduación irá de 34 a 54.

El Jägermeister es un licor de tipo jarabe el cual tiene 35 % de contenido alcohólico. Se elabora con hierbas y es muy popular en Baja Sajonia en la ciudad de Wolfenbüttel. La graduación del Chinchón es aun mayor, y presenta entre 35 y 39º. No se queda atrás el Brandy, que tiene una graduación alcohólica bastante estable, entre 36 y 40 grados. El ron suele presentar una graduación de 40º, pudiendo oscilar tres grados, por lo que podemos encontrarlo entre 37 y 43º.

El contenido alcohólico del tequila es algo mayor. Debemos saber que cuando nos tomemos esos apetecibles chupitos, estamos tomando una bebida que presenta un contenido alcohólico de entre 37 y 45. Estas cifras son las mismas que encontramos en otras habituales bebidas como el Bourbon. Las cifras del Vodka muestran un espectro algo menor, siendo su contenido más bajo de 37.5º, y pudiendo llegar hasta los 42.

Becherovka es un licor de 32 hierbas y raíces de sabor ligeramente amargo, fabricado en la ciudad norteña de Bohemia conocida como Karlovy Vary en la República Checa. Se produjo por primera vez en 1807 por Josef Becher, farmacéutico de esta villa, bajo estrictas recetas aún secretas. Dicho licor tiene un total en grado alcohólico de 38%, y se consume frío o con base a diferentes cócteles. El Akvavit, también conocido como aquavit, es una bebida destilada escandinava de habitualmente un 40% de alcohol por volumen. Su nombre viene de aqua vitae, que significa “agua de la vida” en latín.

Algo mayor es el contenido alcohólico que podemos encontrar en la grappa, nombre con el que se conoce en Italia, Argentina, Uruguay y en la Suiza italiana al aguardiente de orujo, licor con graduación alcohólica que varía entre 38 y 60 grados, obtenido por destilación de orujos de uva, es decir las partes sólidas de la vendimia que no tienen aprovechamiento en la previa elaboración del vino. Valores similares podemos ver en la Cachaza/Cachaça (38 – 54), bebida alcohólica destilada más popular de Brasil. Se obtiene como producto de la destilación del jugo de la caña de azúcar fermentado.

El fernet es una bebida alcohólica amarga del tipo amaro elaborada a partir de varios tipos de hierbas (mirra, ruibarbo, manzanilla, cardamomo y azafrán, entre otras), que son maceradas en alcohol de uva, filtradas y añejadas en toneles de roble durante un período que puede ser de seis a doce meses. Posee un color oscuro, un aroma intenso y su graduación alcohólica está comprendida entre 39 y 45 grados. El coñac, por su parte, es un tipo de brandy que se elabora a partir del vino de uva blanca de las cepas cultivadas en los arededores de la ciudad de Cognac, zona relativamente cálida del departamento francés de Charente. Su graduación es de 40 grados.

Fuente: www.licoresreyes.com

La importancia de la copa en los destilados.

importancia_de_la_copa_en_los_destilados

Una buena copa nos hará ensalzar de disfrutar ese placer mundano llamado destilado. Hace años pude comprobar la diferencia de beber un vino en una buena copa y de ahí partió mi curiosidad en investigar en el mundo de los destilados. Hoy cuando entras a un establecimiento hostelero, inmediatamente puedes identificar la copa de cognac, la copa de jerez, el vaso del whisky, la copa para hacer un gin-tonic , pero difícilmente conocen la copa de flauta del tequila o por ultimo la copa de ron, la cual es normalmente un poco mas ancha y grande que la de vinos jerez.

La elección de un mala copa puede arruinar un maravilloso ron añejado por 15 años, la diferencia de este mismo ron en un vaso de tubo y otro de cognac, será apreciada por el lector fácilmente en su casa, donde en la copa de cognac sacara cualidades organolépticas del destilado que jamás encontrara en un vaso de tubo.

Este ultimo arruino el paladar del consumidor español, es uno de los peores vasos para beber cualquier destilado o copa, como veremos mas adelante.

Veamos como funciona nuestro organismo ante los destilados que vamos a catar. En la boca las papilas gustativas para el «dulce» están en la punta de la lengua; la «salinas» están a ambos lados de la parte delantera de la lengua; las «Agrias» están detrás de las salinas; y las «amargas» están en la parte posterior de la lengua .

Con esto podríamos ya deducir que copa elegir para cada destilado para evitar el mal trago desde el principio.

Partimos siempre de la base de un destilado envejecido en barrica por mas de 4 años.
Tenemos diferentes tipos de copas elegidas por mi, la primera impresión es la gran diferencia entre ambas.

Ahora separemos las copas en dos grupos, las que tienen tallo y las que no.

Mucha gente ya habrá visualizado su copa preferida, sin meditar el porque una puede ser mejor que otra, la elegimos por belleza normalmente

Las copas que no tienen tallo las eliminamos totalmente, ¿Porque? Sin tallo ya perdemos esas décimas de segundo que nuestro olfato detecta con un tallo largo antes de beber el liquido, ganamos apreciación en nuestro cerebro en el aroma percibido y esas décimas de segundo hacen que se recree nuestro cerebro.

En copa sin tallo es directo, no hay tiempo a que nuestro olfato perciba nada, por lo que el cerebro tampoco se estimula.

La elección de un buen tallo, es vital para una cata acorde con el destilado que se vaya a tomar.
De todos las copas con tallo, debemos saber cual es la mas interesante, que cualidades vamos a apreciar en la copa, cual va redondear mas y cual nos hará apreciar mas el destilado.
Que tallo elegiremos uno mas alto o menos, mas grueso o fino?

En mi opinión, y para el destilado envejecido, debe ser un tallo medio, fino y elegante , que nos permita un sutil movimiento para poder oxigenar el liquido en la copa y de esta forma captar de la copa los aromas primarios.

Estos aromas primarios recordemos que suelen ser captados sin movimiento en la copa en primer lugar y de nuevo al agitar circularmente la copa, oxigenando el destilado.
En estos aromas primarios dependiendo del destilado serán frutales como en el cognac, herbáceos claramente en el tequila y en algunos casos pueden ser florales.

Después de reposar la copa, captaremos los aromas secundarios que son aquellos producidos por la fermentación alcohólica. Estos aromas son claramente de las levaduras en algunos casos, recordándonos a la mantequilla o pastelería en algunos casos.

Por ultimo los aromas terciarios, son aquellos que vienen de la oxidación del alcohol en la barrica, aquí es donde se desarrollaran los principales aromas en un destilado realmente envejecido, los destilados que son acelerados para simular un envejecimiento jamás captaran ciertos aromas, dependiendo de los años de envejecimiento podremos olfativamente denotar unos aromas u otros. La madera de la barrica será una de las notas predominantes, pero siempre sutil en un buen envejecimiento. Aquí dependiendo del destilado podremos captar decenas de aromas diferentes.

Sabiendo ya esto que copa y que cristal vamos a seleccionar, de estas debemos seleccionar la que mas nos permita olfativamente realizar una cata del destilado en perfectas condiciones.

La copa estrecha o muy elegida por los tequileros, no es valida ni para los tequilas envejecidos, esto es algo muy erróneo, un buen tequila no se puede sentir los aromas en una copa estrecha, donde todos los aromas se concentran. En el vaso de un whisky, mas de lo mismo, antiguamente no existía la perfección en las copas y siempre se tomo este destilado en vaso, esto no significa que saque a relucir las mejores cualidades del whisky en este caso.

En el vaso todo se pierde, los vapores del alcohol son lineales y no son retenidos por la copa en ningún caso.

Que es lo que buscamos ahora en la copa, por arriba que no permita tan fácilmente escaparse esos aromas, por lo que daremos caída a la copa internamente en la parte superior. De esta forma vamos a retener en la cata durante mas tiempo esos aromas descritos anteriormente.

 

importancia_de_la_copa_en_los_destilados_2

La diferencia de las curvaturas en el final del vaso de la copa, son otras claras diferencias para apreciar los aromas y retener esos aceites esenciales de un gran destilado.

Las dos curvaturas inciden en los alcoholes terciarios , aquellos de la oxidación y permiten que vayan efluyendo de forma mas lentamente al principio de la boca.

Esto nos permite retener los aromas y disfrutar a la hora de beber el destilado, captando olfativamente los aromas deseados.

La calidad del cristal es algo también imprescindible a la hora de catar, tengo 2 copas exactas de la foto X, la calidad del cristal es mejor para mi en una que en otra y en la cata lo diferencio también. La anchura de la copa sería igual que la que utilizamos para vinos reservas o gran reservas, esto nos va permitir dirigir el destilado a las partes de la boca que queremos, donde allí apreciaremos los diferentes sabores del destilado envejecido.

Nos podemos cargar una cata o un destilado por una mala elección de una copa.

Hay muchos eventos y catas donde se degusta en plástico, esto es una barbaridad, es cargarse los años de trabajo de esos maestros que trabajan en los destilados, para que lleguen al consumidor y pueda deleitarse con la copa.

Desgraciadamente hay muchos mitos en el mundo de las copas, calentar una copa de cognac con la manos, con hielo dentro ¿? O en pleno verano sin hielo. Esto para países donde hace mucho frió es entendible para captar mejor los aromas al subir temperatura. Yo personalmente soy contrario a tomar un buen destilado envejecido con hielo, eso es hidratar el alcohol y no percibir lo que el maestro del destilado quiso expresar. Mejor enfriar la copa y luego poner el destilado.

Si somos los Españoles creadores de una tendencia mundial en tomar los gin-tonic en copas de balón grandes, donde otros países nos copian, seamos serios y comencemos a tomar el destilado en la copa apropiada o por lo menos la mejor posible.

 

Fuente: www.vinetur.com